Panamá

Cómo salir de las crisis y ser más fuerte

Rate this post

Seguramente no lo saben, pero estas últimas semanas han sido particularmente fuerte para mí por crisis personales que han afectado mi estado de ánimo.

Sé que esto no es el tema principal del blog; sin embargo, quiero tomar los análisis, las conclusiones y los aprendizajes que me han dejado estas dos semanas, y quiero compartirlo con ustedes y extrapolarlo a otras áreas.

La vida no es color rosa

No quiero con esto ser un pesimista o un negativo trastornado. NO. Pero sí que quiero mencionarles que la vida, a pesar de que es bella en muchos sentidos, también tiene sus momentos dolorosos, crudos y que nos afectan. Esto es así y punto.

Hasta el ser más positivo y optimista de la Tierra se tiene que enfrentar a situaciones complejas, a controlar sus emociones, a manejar estrés, a buscar soluciones, etc.  Todos estamos en este mundo y experimentamos los mismos tipos de emociones tanto positivas, como negativas.  Ahora si me preguntan:  ¿Hay personas que salen más rápido y más fuertes de los huecos? Definitivamente, y eso es lo que quiero transmitir en este artículo.

Mira, es inevitable tener experiencias dolorosas mientras estemos vivos.  Esto es así. En algún momento alguien los va a dejar, o tú dejarás a alguien, alguien te traicionará, perderás dinero en algún negocio, morirá algún ser querido, algún accidente tendrás, etc.  Es decir, son experiencias inevitables que sucederán en la vida.  Es parte de la experiencia humana y nadie se salva.  La diferencia está en cómo nosotros afrontamos estas situaciones y qué grado de importancia le vamos a dar una vez que nos sucedan.

SER MÁS y más FUERTE

Las personas más felices que existen, irónicamente son las que se han enfrentado a situaciones difíciles y las han superado.  Son las personas fuertes. Esto no lo digo yo, esto lo dicen diferentes estudios de especialistas como Daniel Gilbert, Daniel Kahnemann, Martin Seligman y otros.

Nosotros como humanos tenemos que aprender a ser más fuertes en todo sentido: en lo físico, en lo mental y en lo espiritual.  Nuestra fortaleza la va a determinar la cantidad de veces que nos enfrentamos a situaciones difíciles y salimos de ella.  Es jodido, claro que lo es.  No es fácil entrar en la zona de incomodidad muchas veces y salir.  Es jodido.

Pero algo que también tienes que tener presente es que las cosas pasan y las heridas curan.  Y cuando esto sucede, ya te vuelves más sabio, más experimentado, más fuerte.

Entonces, ya que sabes esto, ¿por qué no intentar deliberadamente entrar en tu zona de incomodidad para hacerte más fuerte?

Sé más fuerte.

Las cosas se pueden poner duras, tanto en el trabajo, como a nivel personal, como familiar, tú nómbralo.  La cosa es que estés con la capacidad mental, emocional y física para salir de los problemas.

 

Somos muy débiles

 

No es por nada, pero en este lado del mundo somos demasiado débiles a nivel de voluntad.  Tenemos todo demasiado fácil, hemos crecido con todas las comodidades y sinceraemente que el esfuerzo para obtener lo necesario para la vida es mínimo.  Esto es bueno. OJO. Por algo el mundo ha evolucionado hasta el punto donde estamos hoy.  PERO el cubrir todas nuestras necesidades básicas de una manera tan sencilla nos pone débiles.

Hoy día tenemos lo que queremos en cuestión de segundos.  Si queremos agua limpia, basta con abrir el grifo de nuestra casa.  Para electricidad, basta con apretar un botón y tener toda la luz que queramos.  En esta época no es necesario cazar, pescar, hacer agricultura ni nada de eso; basta con ir al super y llevar todos los alimentos a una nevera donde conservamos toda la comida.  Repito, todo esto es bueno y no quiero que confundan mi mensaje.  El hecho es que todas estas comodidades está haciendo que nuestra voluntad para conseguir las cosas sea más frágil.

Soy de los que piensa que tenemos que entrar en un mundo donde las cosas se nos hagan “difíciles” y de alguna manera fortalecer nuestro espíritu y nuestra vida.  Para eso tenemos que buscar conscientemente estos escenearios.

Ejercicios básicos

  • Haz cualquier cosa que te haga sentir incómodo, frustrado, que no te guste.  Por ejemplo: báñate con agua fría durante una semana.  Yo lo hago. Lo hago siempre.  ¿Me gusta?. No me gusta. Pero siento que haciendo esta tontería fortalezco mi fuerza de voluntad.
  • Haz ejercicios todos los días.  Ponte un reto. Di que durante una semana completa (7 días), vas a hacer ejercicio hasta más no poder.  Vas a estar bien y cuando logres esto, estarás más fortalecido. Yo he hecho seguido 21 días, al principio es incómodo, luego lo agarras y te haces más fuerte.
  • Lee libros.  Exígete a ser más inteligente, a conocer más.  Lee de lo que sea pero lee.  Lee historia, lee biografías, lee de negocios, lee de marketing, lee novelas, lee lo que sea pero lee.  Deja la flojera.  Cuando se te haga hábito, estarás más fortalecido.
  • Si gastas mucho dinero, exígete.  Ponte un reto. Por dos semanas no gastes un centavo.  Quédate en tu casa y aprovecha el tiempo para ti.  Tus amigos no se van a ir.  Tus amigos estarán ahí.  Vas a estar bien.
  • Si nunca sales, entonces exígete también.  Coordina una “rumba” con los amigos. Sal, conoce gente, ve a alguna discoteca, dedícate tiempo a disfrutar.  Ház algo que te haga sentir incómodo.
  • Ayuna de vez en cuando.  Come frutas y vegetales sin carnes.
  • Haz cosas que te hagan sentir incómodo.  Al final saldrás fortalecido y tu voluntad estará más dura. Serás más fuerte.  En este punto podrás enfrentar naturalmente cualquier situación que se te presente, o al menos tendrás la voluntad y disposición para seguir adelante con más determinación.

 

En mi caso, el evento me tumbó por dos semanas, fue duro, fue heavy.  Todavía se me hace difícil no pensar en eso, PERO, necesito seguir adelante y usar mi voluntad para salir de esto.

Conclusión

Brother la vida te va a dar coñazos en algún momento.  Prepárate.  Desarrolla tu voluntad y fuerza que estarás bien, así como yo sé que también estaré bien.

 

Éxito y bendición

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: