Mi experiencia personal en UBER como socio


Warning: A non-numeric value encountered in /home/yasufina/public_html/wp-content/plugins/kk-star-ratings/src/response.php on line 90

En este artículo les quiero mostrar cómo ha sido mi experiencia personal en UBER como socio, así como el título lo describe.

Seguramente algunos estarán buscando un ingreso adicional sin dedicarle mayor cantidad de tiempo y consideran a UBER como un buen mecanismo para lograr esto.  Algunos estarán pensando en disponer su vehículo para que un conductor utilice la plataforma y a cambio les pague una cuota semanal que genere una renta suficiente pagar la letra/cuota del vehículo y otros gastos relacionados como seguros, permisos, etc.  Ese es mi caso.

Les quiero contar qué es lo que he hecho yo para que puedan saber lo que funciona y lo que no funciona.  Obviamente, como en cualquier negocio, hemos cometido algunas ca$%$gadas, pero también hemos intentado cosas que nos han salido bien.

LO QUE HA FUNCIONADO
  • Dos vehículos para disponerlos en UBER.

    Algo que nos ha servido es que no hemos tenido el estrés a millón cuando uno de los vehículos está detenido por falta de conductor o por alguna falla mecánica o por repuesto. Al tener dos vehículos de alguna manera se diluye el riesgo; es decir, un carro suplanta al otro y se pueden sufragar los costos. Eso sí, el trabajo se ha multiplicado y eso hay que tenerlo claro.

  • El buen trato y respeto:

    Sonará obvio pero esto es algo importantístimo. La relación con los conductores debe ser de absoluto respeto y hay que tratarlos BIEN. Recuerda que ellos tendrán a su disposición un vehículo tuyo y por nada del mundo deberás hacer que generen sentimientos negativos hacia ti.  No querrás que rompan un vidrio o rayen “accidentalmente” el carro.  Esto es fundamental.  Además el buen trato y respeto hablará muy bien de ti como persona de negocios y te abrirá muchas puertas siempre.

  • Entrevistas intensivas:

    Algo que hemos hecho que ha funcionado para filtrar nuestros conductores ha sido las entrevistas intensivas. Nosotros llamamos aproximadamente a 10 – 15 conductores para entrevistarlos en uno o dos días.  Al principio las entrevistas las hacíamos mis socio y yo, pero ya a estas alturas (después de algunas decepciones) tenemos una persona de confianza que es especialista en procesos de selección que nos acompaña en las entrevistas. Esto lo pueden hacer ustedes también. Pidan ayuda a un(a) amigo(a) o a alguien que tenga experiencia en RRHH para que le ayuden a elegir al mejor candidato.  Aprovechen la experiencia y el ojo crítico de un experto.

  • Dejar todo MUY claro.

    No omitas nada ni trates de engañar a nadie. No prometas nada que el conductor luego no pueda cumplir, no des falsas expectativas solo para amarrar a alguien. Es preferible esperar uno o dos días más y tener a alguien realmente interesado y claro en lo que pueda producir con tu vehículo que engañar al conductor ofreciéndole flores y colores.  Si le eres claro con las cifras y luego tu conductor las supera, será mucho mejor para ambos porque tu conductor estará más motivado, se sentirá bien consigo mismo y tu contarás con alguien que estará dispuesto a trabajar más.  Uno se prepara para lo peor pero espera siempre lo mejor.

  • Dejar todo por escrito y bajo un marco legal

    Puede que no funcione mucho la legalidad en este tipo de negocios pero siempre es importante hacer sentir a las partes comprometido con lo que se firma. Tener las condiciones por escrito y bajo un marco legal ayudará a que tu conductor se sienta más comprometido.  Si logras que firme y escriba a mano lo siguiente: “me comprometo a cumplir cabalmente con este contrato” será genial.  Hay un componente psicológico muy poderoso que se activa cuando las personas voluntariamente dejan por escrito su compromiso.  Pruébalo.

  • Cuentas MUY claras:

    De las cosas más importantes en este negocio. Un dólar o un centavo que no cuadre podrá ser motivo de disputa, cosas que no quieres que suceda.  Afortundamente UBER te dice con lujo de detalles lo que hace el conductor, lo que se deposita en tu cuenta y lo que se hace en efectivo.  Esto es fundamental tenerlo a la hora de coordinar y pagar a tu conductor (en caso que le tengas que pagar).  Cuenta claras conservan amistades, relaciones y negocios.

  • Pedir depósito de seguridad:

    Para nosotros esto ha sido un arma de doble filo. Los conductores se niegan en la mayoría de los casos a pagar un depósito inicial pero al final creo que los resultados de exigirlos son muy importantes.  Primero que se genera un compromiso mayor por parte del conductor que vaya a obtener tu vehículo, cosa que es sumamente importante.  Segundo que de alguna manera te cubres las espaldas frente a cualquier situación imprevista e incómoda como por ejemplo alguna colisión.  Nosotros pedimos un depósito fraccionado hasta poder cubrir la totalidad del deducible de vehiculo (si el conductor es responsable por alguna colisión tendremos como responder).

LO QUE NO HA FUNCIONADO Y LOS APRENDIZAJES DE UBER
  • Compramos dos vehículos nuevos 0-km:

    Hicimos esto con la idea de que los conductores se sintieran sumamente comprometidos, emocionados e ilusionados con su vehículo, además de poder aprovechar el crédito que tenemos que es una ventaja de aquí al cielo. La moraleja es que si van a comprar carros para UBER usen un crédito pero no compren vehículos nuevos porque lamentablemente los choferes que hemos tenido no han valorado esto.

  • No dar seguimiento diario:

    Es importante dar seguimiento diario y estar al tanto de los conductores en todo momento. Al principio lo hacíamos, pero poco a poco dejamos de estar pendientes. Esto es un error porque los conductores lo saben y si tienen malas intenciones se pueden aprovechar de esto.

    No pedir depósito significativo:

    Esto es uno de nuestros grandes aprendizajes. Al principio sólo pedíamos $50 de depósito que no da ni para reponer los chicles. El depósito tiene que ser algo que comprometa al conductor y que te de para cubrirte las espaldas, sino no sirve de nada.  Con esto nos hemos dado mucho “trancazo” y ha sido de las grandes cosas que hemos corregido.

  • Ser flexibles en los pagos:

    Grave error sobretodo si son nuevos en la relación de negocios. Hay que ser exigentes con los pagos. Uno de nuestros errores (un error mío directo) es ser muy permisivo y dar oportunidades de más a la gente.  En este negocio hay que ser bastante frío con las normas y dejar todo muy claro.  Obviamente habrán momentos que se tendrán que manejar con mano izquierda y solucionar bajo una vía “amistosa”.  Por ejemplo habrán momentos en que su conductor no les podrá pagar por alguna razón y van a tener que decidir si dejarlo o darle otra oportunidad.  Tengan en cuenta que el respeto se pierde cuando se aprieta demasiado, pero también cuando se flexibiliza demasiado.

  • Pensar que esto es un ingreso pasivo:

    Para nada lo es. Eso fue una de las ilusiones que tuve cuando comencé y adquirimos los vehículos.  Nada más lejos de la verdad.  Este negocio hay que atenderlo a diario, comunicarse con los conductores, revisar dónde andan, cuánto han hecho y tener un plan B ya definido por si algo pasa.  No es para nada un ingreso pasivo que ustedes van a tener ahí todas las semanas sin hacer nada, así que cuidado con eso.

 

Como pueden ver no todo es color de rosas, estos altibajos existen. Les cuento esto porque la semana pasada fue bastante fuerte con el tema de UBER donde perdimos demasiado tiempo y lamentablemente también perdimos dinero.  Si quieren saber más sobre esto, les recomiendo escuchar mi historia en YouTube y aprendan de mi caso (jeje). Ahora toca levantar cabeza, sacar pecho y echar PA LANTE.

Saquen sus propias conclusiones y comenten qué opinan

Exitos y bendiciones