La etapa productiva personal – Hasta cuándo voy a trabajar


Warning: A non-numeric value encountered in /home/yasufina/public_html/wp-content/plugins/kk-star-ratings/src/response.php on line 90

Cuando hablo de etapa productiva, hablo de ese rango de tiempo en que estaremos trabajando y produciendo ingresos.  Para mí es de suma importancia tener esto en cuenta porque va a determinar cuándo debemos comenzar con nuestras inversiones y ahorros a futuro.

En primer lugar hay algo que tenemos que saber y considerar como cierto:

NO VAMOS A TRABAJAR PARA TODA LA VIDA

Aunque suene rudo, esto es lo que dice la estadística.

Nuestra etapa productiva es finita; esto quiere decir que en algún momento comenzamos a trabajar y en algún momento dejaremos de trabajar.  Es lo más probable que suceda.

Aunque conozcamos a alguien que tenga 80 años y todavía esté trabajando, tenemos que considerar esto como un caso aislado, un caso poco común.

EL COMPORTAMIENTO DE NUESTRA ETAPA PRODUCTIVA – como se comporta nuestro ingreso

A mí me gusta comparar el comportamiento de nuestro ingreso con un sombrero, o con un Tepuy.  De hecho en mis talleres coloco la imagen de El Principito, que no es un sombrero precisamente, pero ayuda a entender bien este fenómeno.

Aquí no les voy a mostrar la imagen de El Principito,  sino la imagen ya descifrada y hecha por mi jojo:

 

 

La etapa productiva 1

Ahí está

 

Entre los 20-25 años comenzamos a trabajar.  Generalmente nuestros primeros trabajos son de baja jerarquía.  Probablemente empecemos como pasantes, asistentes, posiciones junior, o en las posiciones más bajas de nuestra carrera profesional y según nuestra preparación.

A medida que pasa el tiempo, vamos adquiriendo mayor experiencia y se supone que nuestra productividad también irá aumentando; es decir, comenzamos a ocupar posiciones de más alta jerarquía y comenzamos a tener mayores responsabilidades. Es probable que nos den posiciones de coordinador, supervisor, jefe de algún departamento, gerente, director, vicepresidente, presidente, etc.  Si estamos emprendiendo un negocio propio, sucederá lo mismo, a medida que adquirimos mayor experiencia, nuestro negocio y nuestra productividad irán en aumento.  La tendencia es que poco a poco vayamos escalando en la escala de productividad.

A los 30, vamos a experimentar un BOOM en nuestra productivad. ¿Por qué? Porque en esa etapa ya se supone que habremos adquirido experiencia suficiente para tomar buenas decisiones y porque a nivel físico y mental estamos muy aptos para soportar estrés, manejar personal, tomar decisiones rápidas y acertadas, etc.

La etapa productiva una vez iniciada irá en ascenso hasta cierto momento. Puede que con algunos altibajos como todo en la vida pero teóricamente y en términos generales, seremos más productivos y tendremos mejores ingresos a medida que pasa el tiempo.

LA CÚSPIDE

Iremos en ascenso a nivel productivo y aproximadamente a los 55 años alcanzaremos la cúspide y es donde probablemente estaremos recibiendo la mayor cantidad de dinero de toda nuestra vida.  Aquí En esta etapa de máximos ingresos estaremos aproximadamente por 10 años, hasta los 65 que es cuando muy probablemente dejemos de trabajar.

Luego de los 65 años, si no estamos preparados y no nos hemos planificado correctamente, nuestra productividad comenzará a caer.  ¿Por qué? Porque ya no tendremos cómo generar ingresos masivamente como antes cuándo éramos jóvenes.  Porque nuestra fuerza física y mental ya estará teniendo bajones y porque nuestra tolerancia al estrés ya no será la misma; de hecho probablemente comenzaremos a sufrir los síntomas del estrés y de algunas enfermedades (no se alarmen, no me gusta ser negativo pero esto son cosas que pasan).

Entonces nuestro compromiso como profesionales serios, responsables con nosotros mismos y de nuestra familia es tomar acción lo antes posible.  Es tomar acción ¡YA!  Sabiendo esta información no hay excusa para dejarse llevar por las cosas del momento.  Hay que planificarse para el futuro.  Es nuestra responsabilidad preparanos y planificarnos para ese momento.

 

CUANDO SE COMIENZA

La planificación de la jubilación y la planificación financiera en general tiene que comenzar lo antes posible.  Si ya estás trabajando, tienes que asesorarte en el tema, tienes que tener a alguien que te guíe en este proceso.  Si me conoces, ten la confianza de escribirme por cualquier vía: Instagram, Facebook, YouTube, un comentario aquí mismo en la página, lo que sea, pero no dejes la oportunidad de comunicarte conmigo para conocer más de esto.

Este tema es sumamente importante.  CRÉEME y si tomas acción créeme que lo agradecerás con el alma algún día.

 

Cómo se hace eso – Les hablo a los que no han tomado acción

Hay dos pilares fundamentales, seguro lo has escuchado otras veces: la inversión y el Ahorro.  Estos dos amiguitos los tienen que comenzar a desarrollar de una vez sin esperar, sin decir que para mañana, sin postergarlo.  Es tu responsabilidad atender a tu YO del futuro para que vivan bien y que sus familias no tenga que mantenerlos económicamente.

Asesórense con un especialista en el tema, pida información, estudien porque ese momento llegará inevitablemente; es decir, si seguimos vivos nos vamos a poner viejos. No hay de otra.

La idea es mantener nuestra calidad de vida en el futuro; que no experimentemos un bajón drástico en la etapa de jubilación sino que tratemos de mantenerlo como en una línea recta.  Les coloco una imagen para que entienda la idea

 

Inviertan y ahorren.  Comiencen a desarrollar estos dos pilares lo antes posible.  Aprovechen su etapa productiva, su juventud para hacer las inversiones y ahorrar lo necesario para el futuro. La idea es mantener su calidad de vida y el momento de hacerlo es ahorita, después es tarde.

En mi libro “Planee a sus 30, asegure sus 60” pueden tener más información sobre este tema y educarse al respecto.

Recuerden tomar acción.  De nada sirve todo este conocimiento si al final no hacen nada con él.  Como siempre digo: el conocimiento sin acción sigue siendo ignorancia.

A ponerse en movimiento y a dar el primer paso.