¿Las adversidades son una tragedia? 3 pasos para superar dificultades de una manera real y con los pies en la tierra


Warning: A non-numeric value encountered in /home/yasufina/public_html/wp-content/plugins/kk-star-ratings/src/response.php on line 90

adversidadesUna reflexión que quiero compartir en este post es que las adversidades no son malas per sé.  Si no hay adversidades que superar, estuviésemos estáticos y sin crecimiento durante toda la vida.

Algo que me puse a pensar en estos días es que podemos agradecer las adversidades y las situaciones incómodas que nos suceden porque es a partir de ahí donde crecemos y mejoramos en nuestra vida.  A eso le podemos llamar RETOS.

Si estás leyendo esto, piensa en las adversidades y retos que tuviste que pasar de niño para aprender. Todos pasamos por eso, TODOS hemos superado retos en nuestras vidas; TODOS hemos cumplido metas y TODOS hemos obtenido logros.  No hay excusa, es así y punto.

También por otro lado TODOS hemos fracasado en momentos diferentes y nos hemos sentido frustrados y el que no se haya sentido así es de otro planeta, y aún así dudaría que los extraterrestres no sientan frustaciones o logros.

 

 

Primer paso para superar las adversidades:

1.   cambiar el foco

Lo primero que tenemos que hacer es cambiar el foco; el foco nos dará otra percepción de las cosas. Como dije anteriormente, las adversidades son parte de la vida y así es como crecemos y superamos obstáculos y así es como nos hacemos mejores.  Una vez veamos las dificultades de esta manera se nos hace más fácil superarlas.  Mintras más grande el obstáculo, más grande creceremos…Sonará a motivación trillada, pero así debe ser; todo es cuestión de percepción.

2.   Celebrar los triunfos

Esto es algo que a mí a veces se me olvida a veces y no puede ser. Los triunfos son más grandes que nada; de los triunfos está hecho nuestro crecimiento y tenemos que sentirnos bien por lo que hemos logrado.  En mi caso personal YO tengo que celebrar más mis logros y sentirme más feliz por eso; a veces pareciera que le doy más importancia a lo que me falta que a lo que ya he logrado y eso está mal.  Darme palmaditas en la espalda (literalmente) me ayuda, abrazarse literalmente ayuda.  Sonará otra vez cursi o trillado pero estas cosas hacen la diferencia.  Y por si acaso, estamos llenos de pequeños triunfos y esos también los podemos celebrar: .

3.   Sacar pecho y levantar cabeza

Brother, el cuerpo se conecta con nuestro cerebro que a la vez se conecta con nuestras emociones.  Cada vez que hacemos algo con nuestro cuerpo indirectamente vamos a sentir una emoción relacionada.  Es por eso que cuando sonreímos o nos reímos “falsamente”, eventualmente vamos a sentirnos felices; si saltamos y nos golpeamos el pecho dándonos ánimos, eventualmente nos vamos a sentir enérgicos.  Lo mismo pasa en caso contrario, si de alguna manera usamos nuestro cuerpo para hacernos sentir mal, nos vamos a sentir mal.  Ya que sabes este truco, úsalo en tu beneficio.  Frente una adversidad, salta y llénate de energía; ríete a carcajadas hasta que te sientas mejor y minimiza el problema hasta que ya lo tengas por los cachos y lo puedas resolver.

Mi lado real frente a la adversidad

OJO, todo esto es mucho más fácil de decir que hacer, y es también un recordatorio para mí.  Yo sé que tengo que utilizar mi cuerpo en mi beneficio y que en vez de arrecharme frente a situaciones que no salen como esperaba, puedo saltar, reír y llenarme de energía.  Sé que debo cambiar el foco y concentrarme en todo lo que he logrado, mis metas, y sentirme orgulloso y lleno de inspiración para darle duro.

En ningún momento quiero dar la impresión de que soy el tipo perfecto que no se molesta, no se arrecha, no se asusta y no le pasa nunca nada malo. Ni de vaina….yo soy un tipo normal que dice groserías (de hecho soy super grosero), que se molesta, que se asusta, que se emociona, que se ríe, que se excita, todo lo normal de cualquier persona… y de hecho este último párrafo lo escribo como si estuviera hablando con alguien de confianza, con un pana o una pana de confianza. Cada vez estoy tratando de abrirme más en público y haciendo ver el lado real de mí.

Termino diciéndoles que escribir este post ha sido una buena terapia y que me siento bastante mejor al terminarlo…y ustedes también pueden hacer lo mismo.  Escriban de vainas buenas que los emocione en los momentos “malos” y dénselas del gurú emocional jaja…..espero que les ayude como a mí también me ayudó.