Cómo utilizar las tarjetas de crédito para crecer financieramente

Este artículo tendrá varias actualizaciones o quizás algunos complementos adicionales porque hay muchas maneras para aprovechar las tarjetas de crédito.  La idea es hablar más sobre este tema y tener cada vez más conocimiento de cómo aprovechar esta Tarjetas de Créditoherramienta.

 

 

Por ahora concentrémonos en lo siguiente:

LAS TARJETAS DE CRÉDITO NO SON MALAS

Señores, tengamos una cosa en mente: las herramientas que nos ofrecen los bancos y otras instituciones financieras no son malas por sí solas, tenemos es que saber dónde podemos sacar provecho y cómo podemos utilizarlas en nuestro beneficio. Si se ponen a ver, la gente más rica del mundo tiene tarjetas de créditos y las utiliza (responsablemente) para generar récord crediticio y luego pedir préstamos y créditos más grandes.

 

Hay una idea equivocada que las tarjetas de crédito son malas y algunos aseguran que hay que deshacernos de ellas. La realidad es que es todo lo contrario.

 

En este artículo voy a explicar por qué son necesarias y por qué las recomiendo como uno de los primeros pasos para formar nuestro patrimonio y crecer económicamente.

Primero:

Si se dan cuenta la mayoría de las cosas grandes que compramos en nuestras vidas necesitan un crédito o algún préstamo.  Si quieren comprar una casa, un vehículo para la familia o incluso desarrollar un negocio propio, lo más sensato, cómodo y factible es pedir un préstamos bancario; es decir un crédito.  En palabras más cortas y sencillas: para hacer más dinero es conveniente estar bien con nuestro crédito.

El primer paso para crear nuestro crédito es a través de las tarjetas de crédito. Una vez abrimos una cuenta bancaria y tenemos ingresos constantes en ella, todos los bancos se van a pelear por vendernos una tarjeta. ¿Por qué? Porque este es el negocio más rentable de los bancos. Esto es así, y si no me creen levanten la mano las personas que tienen una cuenta bancaria con ingresos constantes y que NUNCA los han llamado para ofrecerles una tarjeta……………(nadie levantó ninguna mano, entonces créanme).

Señores la manera más sencilla para entrar en el registro crediticio es a través de tarjetas de crédito.  Ahora.  ¡Mucho cuidado¡.  Las tarjetas de crédito se tienen que usar con mucha responsabilidad.  No es que tengo una tarjeta de crédito y entonces puedo comprar lo que quiera, cuando quiera y donde quiera porque como es dinero del banco, entonces me voy a aprovechar de eso.  ¡NO!  El crédito es un préstamo que el banco nos da y que tenemos que pagar en el tiempo que nos dicen, pero mucho cuidado porque son el negocio más rentable para los bancos (segunda vez que lo digo) y si nos retrasamos, entramos en problemas. Nosotros como usuarios tenemos que entender las reglas del juego y aplicarlas bien a nuestro favor.

El secreto:

Usarlas y pagarlas completas.  Pagarlas sin esperar la fecha de corte, pagarlas antes que nos cobren un centavo por demora y muy importante, pagar el consumo completo, NO solo el mínimo.  Mucha gente piensa que pagando el mínimo está cumpliendo con su obligación y que está libre de deudas, ERROR.  Los bancos cobran intereses cuando sólo se paga el mínimo y este es la bola de nieve en que la gente cae.  Tu que estás leyendo esto, ya sabes que al usar la tarjeta de crédito tienes que pagarla por completo.

Este es el secreto y lo mejor es que a los bancos les encanta porque después de un tiempo vuelven a llamar para volver a ofrecer otros productos.

En general, la estrategia de pagar completo las tarjetas de crédito funciona en países no hiper-inflacionarios (la mayoría de los países), pero en países con inflación MUY alta, como Venezuela, aplica otra forma de tratar con las TDC porque, dependiendo de la situación, valdría la pena endeudarse.  Habría que evaluar la tasa de devaluación y compararla con la tasa de interés para tomar decisiones acertadas en las finanzas personales.  Este último principio es válido para todo tipo de negocio y préstamos que se vaya a hacer.

 

Segundo:

las tarjetas de crédito ofrecen beneficios que otros productos no te dan, te pueden ofrecer descuentos, millas, puntos para comprar aquí o allá, etc.  Cosas buenas que con el tiempo se van acumulando y representan un ahorro, o una forma de tener o hacer más dinero.  Si te dan cosas gratis por comprar lo que siempre compras, ¿entonces no será buena idea pagar con tarjetas?

Tercero:

Los bancos se dan cuenta de tu actividad y comenzarán a ofrecerte más productos (segunda vez que lo digo), e incluso comenzarán a abrirse y ofrecer productos realmente buenos si has sido una persona responsable con los pagos y has mantenido un buen comportamiento con las tarjetas.  Esto lo tienes que aprovechar a tu favor porque a partir de aquí podrás pedir créditos más grandes con tasas de interés más pequeñas.  Es decir, los bancos confiarán más en ti y apostarán a que siempre les pagarás.  Cuando pasa esto puedes negociar las tasas de interés con los representantes de los diferentes bancos y a la larga esto representará mucho más dinero para ti.

Cuarto:

Una vez tengas la confianza de los bancos y puedas negociar tasas de interés, estás listo. Podrás pedir créditos para tu casa, tu auto, o incluso para un negocio con el cual podrás hacer más dinero.  Aquí vendrá otra serie de argumentos que habrá que tener en cuenta para montar un negocio. Esto será tema de otro post.

Mi caso particular

Yo tengo una sola tarjeta que es la que me interesa por ahora.  Es una tarjeta que me permite acumular millas cada vez que la uso porque para mí es mucho más útil acumular millas y tener un pasaje gratuito para viajar a donde yo quiera (visitar a mi familia por ejemplo), que acumular puntos para comprar cosas.  Me han ofrecido otras tarjetas pero las he cancelado porque no me interesan tenerlas.  Pueden ver que no es necesario tener 2, 3 o 4 tarjetas.  Solo tener las que les interesa realmente

Yo utilizo tarjeta para todo, o casi todo.  Si compro un chicle en el súper, anoto mi gasto y pago con mi tarjeta; si echo gasolina, anoto mi gasto y pago con tarjeta. Todos los servicios que puedo afiliar los tengo afiliado a mi tarjeta de crédito. Es un proceso que tengo automatizado.

Otra ventaja de usar TDC es que el tracking del dinero es más fácil de llevar que el efectivo; así me puedo dar cuenta dónde estoy gastando más y conciliar estos reportes con mi reporte personal que llevo en el celular.

Mi crédito es impecable; todos los meses pago sin falta (recuerden el secreto). Por esta razón ya he creado confianza en los bancos y me puedo permitir negociar ciertas tasas.  Haciendo esto y siendo extranjero, ya he podido adquirir créditos más importantes para vehículos que están produciendo en UBER.

 

No olvide entrar en Amazon y comprar mi libro “Planee a sus 30, asegure sus 60” donde comparto estrategias efectivas para hacer crecer el capital y mantenerlo para toda la vida.

 

Planee a sus 30